EDITORIAL

Oscar Vicente Beaujon-Balbi

Resumen


La tecnología ha permitido que podamos tener mayor precisión y resultados de la
cirugía oftálmica. Cada día los oftalmólogos debemos estar al día con el desarrollo
de los avances y el diagnóstico por imagen de diversas patologías no escapa de ello.
Por ejemplo, la Ultrabiomicroscopía Ultrasónica es un procedimiento que permite mediante el uso de ultrasonido de alta frecuencia, usualmente, de 35 a 50 mHz, la visualización de las estructuras y elementos del segmento anterior incluso en presencia de opacidades corneales, siendo de gran utilidad en la planificación de una queratoplastia penetrante. En la figura 1, se evidencia sinequias anteriores periféricas en un trasplante fallido. Por otro lado, la Tomografía óptica coherente, tiene la ventaja de ser un procedimiento de no contacto, que permite la evaluación detallada de la córnea, conjuntiva, ángulo camerular pero tiene poca utilidad en presencia de opacidades densas no permitiendo la evaluación de estructuras subyacentes. En la figura 2, se muestra la utilidad del OCT en la valoración postoperatoria de la cirugía de trasplante endotelial a los 6 meses de cirugía donde se evidencia el botón donante adherido a la córnea receptora.
Estas tecnologías han venido a ofrecer información de gran utilidad al cirujano de córnea y del segmento anterior.

Texto completo:

PDF

Comentarios sobre este artículo

Ver todos los comentarios